Estamos ante una situación de incapacidad permanente, cuando un trabajador después de agotar todas las posibilidades de tratamiento, por los servicios médicos. Bien de la Seguridad Social, bien de la Mutua Patronal, sigue presentando limitaciones en su salud que por su gravedad impiden, anulan o disminuyen la capacidad laboral. No pudiendo realizar todas, algunas o las principales tareas de su profesión o impidiéndole realizar trabajo alguno. Estamos como decíamos ante una situación de incapacidad permanente.

Cuando se padece una enfermedad que nos afecta al poder trabajar normalmente, impidiendo realizar todas o algunas tareas de nuestro puesto de trabajo, se puede decir que estamos ante una situación de incapacidad.

Estos casos de incapacidad están previstas y reguladas en la Ley General de la Seguridad Social, que prevé la concesión de una prestación económica para aquellas personas que no pueden continuar trabajando con normalidad.

Solicita tu presupuesto sin compromiso

 

Existen 5 grados

 

Dependiendo de la gravedad, se establecen 5 grados de incapacidad permanente y que te contamos a continuación:

  • Lesiones permanentes no invalidantes
  • Parcial
  • Total
  • Absoluta
  • Gran invalidez

 

Lesiones Permanentes no Invalidantes

Nos encontramos ante una incapacidad en la que se pierde una parte de la anatomía, por ejemplo, un dedo del pie o de la mano, este tipo de lesiones no impiden realizar tarea alguna de nuestra profesión.

 

Incapacidad Permanente Parcial

Estamos ante unas lesiones o enfermedad que aun impidiendo realizar parte de nuestro trabajo, no impide realizar las tareas fundamentales de la profesión.

 

Incapacidad Total y Permanente

Es aquella en la que las lesiones que padecemos nos impiden realizar las tareas primordiales de nuestra profesión habitual, no pudiendo ejercer la misma. 

 

Incapacidad Permanente y Absoluta

Es aquella incapacidad que debido a los padecimientos que sufre el trabajador, no puede realizar trabajo alguno, ya sea su profesión habitual o cualquier otra.

 

Gran Invalidez

Estamos ante una incapacidad que además de impedirnos realizar trabajo alguno, necesitamos la ayuda de una tercera persona, para poder realizar las tareas mas elementales de la vida, como comer, vestirnos, asearnos, etc.

 

Como solicitar una incapacidad permanente

En siguientes artículos analizaremos como se determina la incapacidad, su grado, sus prestaciones y como solicitar una incapacidad permanente.

Mientras tanto, no dudes en ponerte en contacto con nosotros rellenando este formulario o llámanos directamente al 91 326 09 60. Contarás con la asistencia de un asesor personalizado y disfrutarás de nuestros servicios de asesoría online o presencial.